web analytics
Dec 132010
 
HEGEL Y EL ARTE por FABIANNI BELEMUSKI

La sombra de Hegel es tan larga que abarca no solamente a la mayoría de los filósofos que le siguen sino que se impregna también en el arte, las ciencias y la religión. Una de sus aportaciones a las artes es la “definición” que hace del espíritu, identificándole con el ámbito de la creatividad personal y subjetiva, experiencia permanente y universal de los seres humanos, sea cual fuere su desarrollo o su grado de evolución. Así entendido, comprende todo cuanto podemos imaginar o elucubrar interiormente y a lo que, en formas diversas, le damos cuerpo. El mundo de la espiritualidad es el mundo de la imaginación creadora, el de la fantasía que, apartándose de lo real, tiene como objeto un espacio sin márgenes, donde habitan seres que comunican a otro nivel. Este ámbito del espíritu encuentra en la representación estética una de las mayores formas de capacidad expresiva: en la pintura, fotografía, etc. En coherencia con sus propias ideas, Hegel entiende que las cosas naturales son solo imitaciones limitadas de la idea universal, absoluta e infinita de cada una de ellas. La pantalla que tiene delante no es más que la concreción finita de la idea absoluta de “Pantalla” y cada uno de los seres humanos no es más que un ser limitado, reflejo natural de la idea de “Humanidad”. El arte, mediante la intuición, tiende a liberar ese absoluto que habita en cada uno de nosotros, observando y utilizando la idea abstracta de las cosas. El artista necesita las cosas para poder crear, pero […]