web analytics
Apr 142011
 
ION VIANU Y EL DR. VASILíU

por Héctor Martínez Sanz en Madrid en Marco Según iba leyendo “Vasilíu, hojas sueltas” me venía a la memoria aquella intención valleinclanesca del esperpento. Nuestro Valle escribía, o hacía decir a su inmortal personaje Max Estrella, en la archiconocida escena XII de “Luces de bohemia”: Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos dan el Esperpento. El sentido trágico de la vida española sólo puede darse con una estética sistemáticamente deformada (…) España es una deformación grotesca de la civilización europea. (…)Las imágenes más bellas en un espejo cóncavo son absurdas. (…) deformemos la expresión en el mismo espejo que nos deforma las caras y toda la vida miserable de España. De alguna manera, me parecía a mí que todo el psiquiátrico de Rastoaca Melcilor, con su médico Vasiliú a la cabeza, se había trasladado también al callejón del gato para traducir la realidad con esa matemática perfecta del espejo cóncavo.   La deformación continua de ideas, mentes, almas, cuerpos, gestos, la mezcla del humor y lo grotesco, lo banal y lo metafísico, el orden en el desorden… héroes clásicos enfrentados a la tragedia, al destino inevitable que aguarda línea tras línea, y que, sin embargo, parecen no querer impedir… un micro-cosmos saturado de irracionalidad que se enmascara con el disfraz de lo racional. Una novela donde el hado se encuentra asumido fuera y dentro de los personajes. Un mundo entero reproducido a escala donde nadie parece sentir que encaja, pero donde existen nudos, hilos, asociaciones, grupos de muy diferentes individuos. Sus encuentros son ocasiones […]