web analytics
Jun 302011
 
LOS ÁUREOS SILENCIOS DE ANTONIO LÓPEZ

por Diego Vadillo López Revista Niram Art Aquello que decía aquel acerca de si Madrid era un poblachón manchego, que si tralarí, que si tralará… tiene su plasmación en las instantáneas incluso más urbanitas de Antonio López: el paisaje descarnado se muestra expandido en un gris perla, a su vez perlado de neones sobre un asfalto espiritual que remite, con la mediación del de Tomelloso, al espíritu de un tiempo que fue y que aún aflora en los más recónditos parajes del foro. Madrid se ha ido haciendo con las aportaciones de quienes, como Antonio López, en uno u otro momento, arribaron a ella, porque siempre ha sido una ciudad acogedora y sincrética. La visión pictórica de Antonio López nos ofrece una ciudad cuyo movimiento se vuelve plácido; cadencioso. Antonio López desestresa la urbe: refleja los poros de una realidad sin zozobra ni fatiga. La mirada de pintor es idiosincrásica (como el brazo de tenista), y la de Antonio López conjuga el tormento de querer conciliar la premisa con el resultado y con la campechanía del hombre sabio de campo al que siempre queda un dejo de melancolía y un algo de insatisfacción. Antonio López convida a Madrid a un slow en cada obra que le dedica. Hace de su día a día febril una postal de lenta deglución. Es imposible que un cuadro de Antonio López se nos atragante. Dueño de esa elegancia (la real) no trabajada, la que aflora de lo sencillo-austero sin pedirle permiso a su inquilino, ofrece en cada pincelada trazos […]

May 232011
 
DON ANTONIO CALDERÓN DE JESÚS

por Diego Vadillo López – Con look asandokanado aparece don Antonio Calderón de Jesús, como escrutando un horizonte interior de angostas paredes laterales infestadas de beldades artísticas. Don Antonio es un falso despistado;

Mar 302011
 
Lanzamiento del libro de ensayo de Diego Vadillo López y encuentro con los lectores

Niram Art Editorial organiza el lanzamiento del libro de ensayos “Gómez de la Serna era trotskista” del escritor y poeta Diego Vadillo López,   jueves, el 31 de Marzo del 2011, a las 21 horas, en Espacio Niram (Calle Independencia nº2, Madrid). A partir de las 22 horas, tendrá lugar, en el mismo local, el encuentro con el escritor Diego Vadillo López, tertulia con los lectores y sesión de autógrafos. El libro cuenta con un prólogo del filósofo Héctor Martínez Sanz. Open publication – Free publishing – More ensayo La  pintura que figura en la  portada del libro ha sido especialmente concebida para este propósito por el artista plástico Tudor Serbanescu, fundador del centro Pro-Arte. “Ramón es un rebelde cuyos buenos modales lo hacen canalizar su malestar en el presente a través de una feroz e ingente creatividad, capaz de inundar y desbordar los pantanos asimilativos de la chata burguesía patria, que lo miraba no sin cierto desdén cuando en las fiestas y reuniones de salón ejercía de nota discordante. (…) Ramón fue un golpista estético que trató de instaurar una revolución permanente en la literatura.” Así comienza la descripción que, de Gómez de la Serna, escribe Diego Vadillo. Y me quedo con aquello del ejercer de “nota discordante” y con esto de “fue un golpista estético”. Son dos expresiones exactas del espíritu ramoniano, el espíritu que provocó que su nombre se alzase solo y enlazado al término vanguardia. “Nota discordante”, disonante, estridente en el pentagrama español. (…) Gómez de la Serna es uno de nuestros […]

Feb 262011
 
EL ARTE EN ESENCIA por DIEGO VADILLO LÓPEZ

El Arte ha de seguir su camino; ser autónomo y evitar vasallajes que lo condicionen. Es preferible que las artes transiten carreteras secundarias, más arduas por estrechas y por peor asfaltadas, pero en las que no hay que pagar peajes

Feb 252011
 
AZUL GEOMETRÍA por  DIEGO VADILLO LÓPEZ

Cromáticamente la instantánea queda teñida de un azul metalescente. Posee el paisaje la palidez azulina y letal de una madrugada menesterosa, esa que suele aparecer en el horizonte de quien accede a la vigilia con prontitud o se despide con nocturnidad y alevosía de la madrugada. Desconociendo la franja horaria en que está tomada se me antoja la atmósfera matinal. Tal tonalidad, como de acero inoxidable, la he visto en la fotografía de la película de Imanol Uribe, Días contados, aplicada a Madrid. Es el tono propio del momento inmediatamente posterior al inhóspito desperezamiento de la urbe en cubista juego de dominó arquitectónico. Mas, curiosamente, el capricho de una leve curvatura surge ante nuestros ojos como suave disrupción en la geometría urbanística, esa en la que se urden decisiones de diversa índole bajo la égida de los consejos de administración. La fotografía de Saga podría ser el retrato cubista del rostro encementado de la modernidad ya posmoderna. La azul gelidez proyectada en vidrios y hormigón parece esperar a un sol redentor que habría de aparecer con la ceremonia de una vedette de revista. Mientras, la vida, encarnada en una pequeña embarcación prosigue su devenir, no en vano, si uno se fija, nunca está el ferry en el mismo lugar; avanza desafiando nuestra capacidad perceptiva, como la vida, ante una inmensidad que no es tal, en esencia. La humanidad, desaparecida en la instantánea, hurtada a nuestros ojos, creemos que ha de hallarse, en gran número, en las geometrizantes colmenas que se nos ofrecen a la vista […]