web analytics
Dec 102011
 
RUBENS, ¡HÁGASE LA LUZ!

en la Revista Madrid en Marco por Amalia Arsenie   Pieter Paul Rubens es uno de los más conocidos y más prolíficos pintores del arte flamenco y europeo del s. XVII. Aunque nacido en Alemania, perfeccionó su talento artístico en Italia, trabajando un estilo barroco exuberante de gran dinamismo, destacando el color y la sensualidad. Una de sus mayores influencias se encuentra en el tenebrismo de Caravaggio, junto a lo que cabe destacar el papel jugado por los coloristas venecianos Tiziano y Veronés. La vida de Rubens parece gobernada por una energía inagotable. A lo largo de cuarenta años realizó casi mil cuatrocientos cuadros y cientos de dibujos. Fue muy estimado por los grandes círculos artísticos de Europa y en las principales Cortes. Su popularidad alcanzó tales cotas que hubo de fundar numerosos talleres en los que los asistentes colaboraban en el acabamiento de las obras encargadas. Dentro del corpus de su obra se distinguen retratos, temas que abarcan desde la religión, la historia hasta a mitología, expresando en todos ellos la exuberancia barroca y la vitalidad de su espíritu pictórico. En sus obras, plenas de un color vibrante, Rubens crea un espectacular contraste entre luz y sombra como sucede en “La ascensión a la cruz” (1610) “El descendimiento de la cruz” (entre 1611 y 1614) y en “El sombrero de paja” (1620). Rubens descubre el arte del dibujo en 1589, en la escuela de Amberes dirigida por Rombai Verdonck. Dos años después empieza a estudiar la pintura en el taller del conocido paisajista Tobias […]