web analytics
Feb 252011
 

El escritor israelí Etgar Keret recibió el otoño pasado la distinción Chevalier Medallón otorgado por la Orden de artes y letras de Francia. La orden fue establecida en 1957 y cada año distingue a un número limitado de escritores y artistas para marcar sus contribuciones extraordinarias en los campos del arte y de la literatura. Entre otros Israelíes quienes han recibido este premio en el pasado se encuentran el actor Yossi Banai, el director de teatro Eran Baniel, el coreógrafo Ohad Naharin y los conocidos escritores Amos Oz y David Grossman.

La artista israelí Michal Rovner también ha recibido la misma distinción, pero en el campo de las artes plásticas. Es una fotógrafa y artista video de gran éxito en Europa. Su gran paso ha sido su participación en la Bienal de Venecia, en el 2003. La artista ha tenido muchas exposiciones sobre todo en Francia y Nueva York.

Su arte también ha estado presentado en España, en el año 2009, en un proyecto común de Ivorypress, y la galería PaceWildenstein de Nueva York. Su obra es una mezcla de vídeo, cine, escultura, dibujo, obra gráfica, caligrafía y sonido que se encuentra en la frontera entre lo real y lo simbólico, entre realidad y fantasía.

Entre su obra pública se encuentra la pared video permanente de 12 metros de altura, en el nuevo museo histórico Yad Vashem (The Holocaust Memorial), Jerusalén.

“Todavía veo sus ojos – el mundo judío desaparecido”,

por Michal Rovner

michal rovner

michal rovner

La artista Michal Rovner realizó un videoarte de 10 minutos de duración colocado a la entrada al museo – donación de la Fundación Israel Clore -, en el que retrata al mundo judío  antes del Holocausto. La obra que se proyecta sobre la pared es un recorrido por el mundo de la gente corriente dentro de sus comunidades, un mundo ahora desaparecido. La escasez de películas de buena calidad  que documentan la vida judía antes del Holocausto dificultó mucho la creación del video. “El desafío era recrear la atmósfera de la vida judía – explica Rovner. Lo que hice fue tomar diferentes tomas y mezclarlas en un solo trasfondo, así como los judíos se combinaban dentro de la trama de la vida de los lugares en los cuales residían.”

Michal nació en 1957, en Tel Aviv. Estudió cine, televisión, y filosofía en la Universidad de Tel Aviv. En 1981, se matriculó en la Bezalel Academy of Art and Design donde estudió fotografía. En 1987, Rovner se fue a Nueva York. Desde entonces, su trabajo ha sido presentado en numerosas exhibiciones en varios museos, entre otros: The Art Institute of Chicago, The Museum of Modern Art, Tate Gallery de Londres, Stedelijk Museum of Modern Art Amsterdam, The Witney Museum of American Art New York Página del Witney Muesum presentando a Michal Rovner, The Metropolitan Museum of Art New York, The Museum of Fine Arts Houston, Guggenheim Museum Nueva York, Los Angeles County Museum of Art, The Israel Museum de Jerusalén.

Etgar Keret es considerado el más prominente autor de su generación, sus obras gozando de gran éxito tanto en Israel como en el resto del mundo. Junto con Amos Oz y David Grossman,  ya está considerado una de las figuras más destacadas de la literatura hebrea.

Es también conocido a través de sus novelas cortas, publicadas en periódicos prestigiosos como Le Monde, The New York Times, The Guardian, Paris Review, entre otros. Keret ha recibido muchos otros premios y distinciones en Israel, Francia, El Reino Unido y Rusia.

Nacido en Tel Aviv, el 20 de agosto de 1967, inició su carrera literaria al publicar Tzinorot (Tuberías, 1992), una colección de cuentos cortos que pasó desapercibida.

En 1993, ganó el primer premio en el Festival Alternativo de Acre por Entebbe: El Musical, que escribió al alimón con Jonathan Bar Giora. Su segundo libro, Ga’aguai Le’Kissinger (Extrañando a Kissinger, 1994), formado por cinco cuentos muy cortos, fue más exitoso y cobró notoriedad pública.

Keret afirma ser un admirador de Julio Cortázar, Kafka, Babel, Singer, Vonnegut. Durante toda su vida ha estado muy interesado por las ciencias exactas y sobre todo por la matemática. Es ahí donde encuentra la razón por su atracción por las novelas cortas, afirmando en una entrevista que “no hay mucha distancia entre la literatura y las matemáticas porque el aspecto estético es muy importante en ambos campos. En matemática la demostración más corta es la que se considera la más bella y elegante. Tal vez por esto yo escribo cuentos cortos.”

Keret es también conocido por sus colaboraciones con numerosos artistas gráficos. En 1999 cinco de sus cuentos fueron traducidos al inglés y adaptados como “novelas gráficas”, con el título Jetlag.

En cuanto a su experiencia audiovisual, ha colaborado en numerosos guiones para televisión y cine. El primer largometraje que dirigió, Malkah Lev Adom (Malka corazón rojo, 1996) obtuvo el máximo galardón de la Academia de Cine Israelí (equivalente al Oscar a la mejor película) y ganó el Festival Internacional de Academias de Cine en Múnich, Alemania. Además, fue aclamada en diversos festivales de todo el mundo.

No obstante, su mayor consagración hasta el momento se dio en 2007, cuando ganó el premio Cámara de Oro a la Mejor Opera Prima en el Festival de Cannes por Meduzot (Medusas).

Ha publicado cuatro libros de relatos, una novela, tres cómics y un libro, todos ellos best-sellers en Israel. Su obra ha sido traducida a dieciséis idiomas y ha merecido diversos premios literarios. En sus relatos se han basado numerosos cortometrajes, e incluso uno de ellos ganó el American MTV Prize en 1998.

Los libros de Keret se han publicado en 29 lenguas y 34 países.

En español ha están publicados: La chica sobre la nevera y Pizzería Kamikaze editadas por la Editorial Siruela.